Búsqueda
de Definiciones

  Búsqueda alfabética
 
Búsqueda por Palabra

Búsqueda por Tema

Glosario >



[Entrar]

Término factores climáticos
Definición

Son aquellos que, actuando en conjunto, definen las condiciones generales y regulan el tiempo atmosférico de una zona terrestre relativamente amplia. Las distintas variables del tiempo incluyen altitud y latitud, distancia del mar y relieve.

Factores del clima dominicano:
Latitud. La República Dominicana se encuentra entre los paralelos 17º 36' y 19º 58', lo que coloca al país al borde de la zona tropical norte. Esta latitud se refleja en los elementos del clima que están relacionados con la radiación solar (temperatura, presión, vientos, humedad, lluvia, etc.), tanto en su duración como en intensidad.
Insularidad y reducida extensión. El hecho de ser una isla de reducida extensión y que se encuentra bastante alejada de las masas continentales hace que la influencia del mar sea importante. Las brisas diarias martierra suavizan y uniforman las temperaturas e influyen en la cantidad y distribución de las lluvias, al arrastrar las masas de aire húmedo procedentes del mar. El país y la isla están libres de las temperaturas extremas a que están sometidos los continentes.
Proximidad a grandes masas de agua y tierra. Las corrientes ecuatoriales del Norte y del Sur afectan al país debido a sus altas temperaturas y acuosidad, contribuyendo a intensificar esos caracteres en nuestro clima. Por otra parte, nuestra relativa cercanía a Norteamérica nos pone al alcance de las masas de aire frío que descienden en invierno por las llanuras centrales de Estados Unidos y que, al llegar a nuestro país, determinan lluvias menudas y bajas temperaturas, fenómeno conocido como norte.
Temperatura de los mares vecinos. La temperatura no es igual en el Océano Atlántico y en el mar Caribe. Las aguas costeras del Norte reciben los efectos de las bajas temperaturas del Atlántico Norte; además, el mar Caribe está más próximo a la línea ecuatorial.
Relieve de la isla. El variado relieve de la isla (y, por lo tanto, del país) determina importantes variaciones locales así como grandes variaciones diarias en los distintos elementos meteorológicos. Compárense, por ejemplo, las temperaturas de Constanza con las de Jimaní o de Mao. Otro tanto puede decirse de las precipitaciones, pues la posición de nuestras cordilleras, cuyos ejes se orientan de Noroeste a Sudeste, permiten elevadas precipitaciones del lado de barlovento y lluvias escasas a sotavento.
Brisas mar-tierra. Son corrientes que se dan durante el día y la noche en las zonas costeras del país. Su causa es la diferencia de calentamiento de las tierras y las aguas del mar.
Brisas valle-montaña. Estas corrientes se producen de un modo similar a las brisas marinas a lo largo del año. Las laderas de las montañas se calientan y enfrían más rápidamente, sobre todo si son rocosas o deforestadas, mientras que el valle, protegido por las montañas, lo hace más lentamente. Cuando el aire caliente de las laderas se eleva (siendo sustituido por el más fresco del valle) se va enfriando, llegando a formar nubes sobre las partes altas de las montañas y, si asciende suficientemente, provoca lluvias locales, mientras que sobre el centro del valle las nubes se disuelven (al descender y calentarse), reinando buen tiempo.

Ver elementos del clima.