Búsqueda
de Definiciones

  Búsqueda alfabética
 
Búsqueda por Palabra

Búsqueda por Tema

Glosario >



La naturaleza y sus caprichos en Santo Domingo: el nacimiento de la primera tortuga albina carey

La República Dominicana es un país insular en el mismo trayecto del sol enclavado en el corazón del Caribe. En su territorio sobresale el gran Santo Domingo, su capital, que sirve de escenario para negocios y esparcimiento, pero también para que diferentes especies de la vida silvestre realicen allí alguna parte de su ciclo de vida.

Desde el año 2008 se registran diferentes especies de tortugas marinas que anidan en las costas de Santo Domingo. Pero la noticia que ha sorprendido a miles de dominicanos es el reciente nacimiento, en un nido de 104 tortugas carey  (Eretmochelys imbricata), de un ejemplar albino.

Lo singular de este hallazgo es que fueron encontradas por casualidad, después que sus 103 hermanas, después de romper el cascarón, se dirigieron al mar. Un pequeño grupo de expertos en vida silvestre, entre los que tuve la suerte de encontrarme, empezó a revisar el nido para contabilizar el número de huevos, cáscaras y tortugas rezagadas y confirmar el total de huevos depositados por la madre.

La curiosidad y el deber científico nos incitaron a abrir aquellos huevos que a simple vista no generaron vida; pero nos aguardaba una sorpresa que dejó marcado a muchos: un embrión de color atípico fue encontrado sin ofrecer ninguna esperanza de vida.

Con la intención de documentar el fenómeno, lo movimos a la playa y fue cuando notamos que tenía signos vitales. La mantuvimos en observación por 5 días, periodo que sirvió para la absorción de la yema que le sirve de alimento durante su desarrollo embrionario.

Aferrado a la vida, el extraño ejemplar logró ganar la batalla y fue inmortalizado en estas imágenes únicas de mi autoría que hoy les presentamos.

Su futuro es incierto, pues quién sabe hasta cuándo pueda seguir con vida sin la intervención humana.

Lograr de manera independiente llegar a la superficie del nido es prácticamente imposible y los riesgos de ser depredada en su medio natural son muy altos, además de que los rayos solares impactan de forma muy fuerte en su piel albina.

Sin duda una tortuga Carey Albina no es algo nuevo para la ciencia, pero sí para la República Dominicana. Hay otros famosos casos, como el de Colombia y su mono araña Marimonda, Snowdrop; un pingüino albino que vivía en el zoológico de Bristol (Reino Unido), y Copito de Nieve, un gorila albino que vivió en un zoológico de España; casos en los que la naturaleza expone sus caprichos para que sólo algunos pocos seres humanos tengan el placer de ver tan exóticos ejemplares.

Hoy tenemos el privilegio de obsequiar a todos ustedes las imágenes del referido acontecimiento y de decirles que la tortuga hoy sigue viva.