Búsqueda
de Definiciones

  Búsqueda alfabética
 
Búsqueda por Palabra

Búsqueda por Tema

Glosario >



Desarrollo Sostenible

Cada vez más estamos conscientes que el tradicional sistema económico que se basa en el crecimiento de la producción y del consumo, y en la explotación de los recursos naturales sin restricciones, es insostenible. La llamada capacidad de carga de nuestro planeta tiene sus límites, los cuales habrá que respetar para poder sobrevivir como especie humana. Por esta razón es esencial que se reconozcan tales límites y se empiece a buscar un desarrollo que sea más sostenible a largo plazo, tomando en cuenta las condiciones específicas y limitadas del ecosistema llamado Tierra.

En vista de esta necesidad, la Comisión Mundial sobre el Ambiente y Desarrollo (Comisión Brundtland, por su presidente, la señora Gro Harlem Brundtland) definió en 1987 el término ‘desarrollo sostenible’ como aquel desarrollo que asegura las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para enfrentarse a sus propias necesidades. Sin embargo, para alcanzar tal desarrollo, es clave que se satisfagan tanto las necesidades del presente, fomentando una actividad económica que suministre los bienes necesarios a toda la población mundial, como también aquellas necesidades que puedan surgir en el futuro, reduciendo al mínimo los efectos negativos de la actividad económica, de tal manera que sean soportables para las próximas generaciones.

Según un análisis de la Universidad de Navarra, España, para que un desarrollo pueda ser considerado ‘sostenible’ debe: a) buscar la manera de que la actividad económica mantenga o mejore el sistema ambiental; b) asegurar que la actividad económica mejore la calidad de vida de todos, no sólo de unos pocos selectos; c) usar los recursos de una manera eficiente; d) promover el máximo de reciclaje y reutilización; e) poner su confianza en el desarrollo e implantación de tecnologías limpias; f) restaurar los ecosistemas degradados; g) promover la autosuficiencia regional; y, h) reconocer la importancia de la naturaleza para el bienestar humano.

La Organización de la Naciones Unidas: Promovedor del Desarrollo Sostenible
Iniciativas de Desarrollo Sostenible en la República Dominicana
La Comisión Presidencial sobre los Objetivos del Milenio y el Desarrollo Sostenible

La Organización de la Naciones Unidas: Promovedor del Desarrollo Sostenible

Durante los últimos veinte años, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha jugado un papel clave en promover los conceptos del desarrollo sostenible. En diciembre de 1992, por ejemplo, creó la Comisión para el Desarrollo Sostenible (CDS) con el fin de asegurar el seguimiento, supervisar, y dar cuenta de la realización de los acuerdos de la Cumbre de la Tierra celebrada en Río de Janeiro en junio de ese mismo año. Tales acuerdos que tienen como fin conseguir un desarrollo más sostenible en nuestro planeta, habían sido formulados en el llamado Programa o Agenda 21. Consiste de un plan de acción exhaustivo que tiene como objetivo alcanzar un desarrollo humano más sostenible para todo el mundo, haciendo especial hincapié en las relaciones norte-sur, entre los países desarrollados y los que están en vías de desarrollo. A la vez reconoce claramente que las actuales acciones del ser humano afectan de manera negativa al medio ambiente, poniendo en jaque a su propio futuro como especie viva. De hecho, el medio ambiente depende de nuestras acciones colectivas y estará condicionado por las medidas que tomemos hoy en día.

En el año 2002 la ONU celebró la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible en Johannesburgo, Sudáfrica. Fue una oportunidad muy importante para que el mundo lograra avanzar a favor de un desarrollo sostenible para el futuro, en el cual todas las personas puedan satisfacer sus necesidades presentes y futuras, sin dañar al medio ambiente. Ayudó a abordar de una manera distinta la cuestión del desarrollo, lo que implica una nueva modalidad de cooperación internacional, en la cual se reconoce que las decisiones tomadas en una parte del mundo pueden afectar a las personas de otras regiones. Allá en Johannesburgo se adoptaron los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que proponen emprender acciones que miren hacia el futuro y que impulsen el progreso mundial en beneficio de todos. Se enfocan en la erradicación de la pobreza, el desarrollo social y económico, la protección del medio ambiente, la desertificación, el agua, la energía, la salud, la agricultura, la biodiversidad, el empleo, la educación, los océanos, los bosques, las tierras áridas, los pantanos, el calentamiento global y la atmósfera, entre muchos otros. Además, presta atención a temas de paz y seguridad, los derechos humanos y asuntos humanitarios, la situación de la mujer, la juventud y los pueblos indígenas, entre otros aspectos económicos, sociales y ambientales.

Volver

Iniciativas de Desarrollo Sostenible en la República Dominicana

En la actualidad ya hay muchas iniciativas en la República Dominicana que están encaminadas hacia un desarrollo más sostenible. Por ejemplo, la Fundación Sur Futuro y el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) ya empezaron a trabajar en un uso más adecuado de los suelos en combinación con la superación de la pobreza en la región sur del país. Los esfuerzos se concentran en la validación técnico-económica para sistemas de producción agropecuaria, prácticas de control de la broca del café, alternativas de fertilización, manejo integral de plagas y manejo de riego. De la misma manera avanza un proyecto de reciclaje de desechos que se inició en el año 2004. Empezó como una iniciativa propuesta por el Instituto de Investigación y Desarrollo Dominicana Inc., en alianza con el Ayuntamiento de Juan de Herrera y avalado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). Tiene como fin el uso del humus de lombrices para crear un abono limpio y de mucha calidad. Los buenos resultados de la iniciativa ocasiono que fuera reconocido como proyecto modelo para la región sur del país.

Otra iniciativa de desarrollo sostenible que es de mucho interés, es el proyecto binacional entre Haití y República Dominicana que propone la siembra de la nuez de macadamia, con la cual se generarían más de 2,000 empleos y contribuiría mediante la reforestación a la conservación del ambiente. Es propuesta por el Consejo Nacional de Competitividad (CNC) como una oportunidad de competitividad sostenible para La Española. Puede convertir a ambos países en líderes en la producción de ese fruto y sus derivados en América, y al mismo tiempo puede contribuir a la conservación y recuperación forestal de la isla.

La reciente creación de nuevas áreas protegidas mediante el decreto 571-09, es otro buen ejemplo de la proactividad de la sociedad dominicana en alcanzar un desarrollo más sostenible. En octubre del 2009, un total de 37 nuevas áreas protegidas fueron establecidas, incluyendo parques y monumentos naturales, reservas biológicas y científicas, santuarios marinos y refugios de vida silvestre, todo de acuerdo con las categorías genéricas propuestas por la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN). De esta manera se busca garantizar la protección de la naturaleza del país, la integridad ecológica de sus hábitats, la conservación de determinadas cuencas hidrográficas, la continuidad de regímenes hídricos para proveer agua potable y de riego, la prevención de la erosión de suelos y de inundaciones en zonas bajas, y la mitigación de la amenaza del cambio climático. Algunas de las nuevas áreas protegidas son: el Parque Nacional La Española, las Reservas Biológicas Sierra Prieta y Loma Charco Azul, y las Reservas Científicas La Salcedoa y Dicayagua.

En cuanto a acciones en el área de la energía, es importante mencionar el reciente Proyecto Hidroeléctrico Palomino el cual estará concluido en el 2011. Los megavatios que este proyecto generará serán ‘limpios’ en el sentido de que no causarán emisiones de carbono como es el caso de la quema de combustibles fósiles como el petróleo. De por sí, el proyecto estima que cuando esta presa hidroeléctrica sea incorporada a la matriz energética del país, este reducirá la importación de 400 mil barriles de petróleo. Además, la energía limpia que resulta de Palomino aumentará en 15% la generación nacional de energía proveniente de presas en la República. Sin embargo, será clave para la biodiversidad de los ecosistemas de agua dulce de la zona –es decir, los ríos– que, al construir las presas, se tome suficientes precauciones para garantizar la viabilidad ecológica a largo plazo ya que este depende de la conectividad entre los ríos cuenca arriba y los de cuenca abajo.

La siembra de árboles es una estrategia vital para el desarrollo sostenible, especialmente en aquellas zonas donde en el pasado se ha deforestado mucho. En el 2007 se logró fortalecer a las organizaciones comunitarias de las cuencas altas de la presa de Sabana Yegua, al dar apoyo a 329 productores que aplicaban prácticas agrícolas sostenibles. Esto ocurrió a través de un proyecto de manejo sostenible de tierras que resultó en la siembra integrada de 70,000 árboles forestales, 8,000 árboles frutales y 120,000 matas de café. Relacionado a esto, se estableció un Programa de Compensación Integral por Servicios Ambientales, orientado a conseguir fondos de los usuarios del agua de una presa hidroeléctrica, para poder financiar de manera permanente las actividades de las cuencas que ayudan a reducir la erosión del suelo, la deforestación y la pobreza en general.

De la misma manera es muy relevante el llamado Mes de la Reforestación, así declarado por el gobierno dominicano, que se celebra cada año en el mes de octubre. La Secretaría de Medio Ambiente propone para el 2009 la siembra de 500 mil arbolitos, con la participación de 12 mil personas, pertenecientes a entes gubernamentales, no gubernamentales y privadas. Los árboles se sembrarán en las principales cuencas hidrográficas del país. Esta actividad ayuda a concientizar a la población isleña, en cuanto a la importancia de los bosques y las plantaciones forestales, y los servicios que estos brindan a la sociedad.

Volver

La Comisión Presidencial sobre los Objetivos del Milenio y el Desarrollo Sostenible

A nivel político, la República Dominicana cuenta, desde el 2004, con la Comisión Presidencial sobre los Objetivos del Milenio y el Desarrollo Sostenible (COPDES), la cual es encabezada por el Presidente Constitucional de la República. La Comisión se encarga de monitorear y evaluar el progreso del país en el cumplimiento de los ocho Objetivos de Desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas para el Milenio (ODM). Abarca los distintos sectores gubernamentales, el sector empresarial, la sociedad civil y las Agencias de la ONU, junto a su Proyecto del Milenio. Entre las funciones más importantes de la COPDES están: i) fungir como una institución multisectorial que dirige la colaboración del gobierno con el Proyecto del Milenio de la Organización de las Naciones Unidas y las Agencias de dicho organismo mundial en el país; ii) promover una colaboración multisectorial entre las instituciones gubernamentales nacionales, el sector privado y empresarial, la sociedad civil y las autoridades locales, para coordinar consultas públicas interactivas entre dichas entidades y mantener una relación cercana y proactiva con el pueblo dominicano; iii) monitorear y evaluar el progreso de la República Dominicana con respecto al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas para el Milenio (ODM); iv) servir como institución central para coordinar la preparación de una Estrategia de Reducción de la Pobreza (ERP) y una Estrategia Nacional sobre el Desarrollo Sostenible (ENDS), basadas en los Objetivos del Milenio; v) recomendar al Presidente oportunidades para implementar proyectos multisectoriales de desarrollo que faciliten el cumplimiento de los Objetivos del Milenio; vi) recomendar el establecimiento de alianzas entre instituciones locales, nacionales, regionales e internacionales con la finalidad de enriquecer la colaboración interinstitucional y la promoción del desarrollo sostenible; y vii) evaluar la política pública dominicana y hacer recomendaciones al Presidente, con la finalidad de facilitar el cumplimiento de los Objetivos del Milenio y mantener una coherencia entre la políticas nacionales y los acuerdos mundiales.

Ahora, el gran desafío de las autoridades dominicanas es encaminar bien dentro del cumplimiento de los ODM. Sin embargo, la superación de los desafíos fundamentales del desarrollo, sintetizados en los ocho ODM, resulta difícil, sobre todo por la falta de suficientes recursos para alcanzar las metas al llegar el año 2015. Es improbable que se alcancen los objetivos del milenio dentro de un par de años, no sólo en la República Dominicana, sino también en el resto del mundo. Por esta razón debemos ver a estos objetivos de desarrollo sostenible como una serie de metas que inspiran a la sociedad a seguir el camino del desarrollo sostenible, para que se asegure el bienestar de las futuras generaciones en un mundo justo, donde se vivirá en armonía con el ambiente, más allá del año 2015.

Volver